En Noticias música

Altavoces para hilo musical y musica ambiental tienda, negocios, restaurantes, hoteles, gimnasios, pubs y bares de copas

Cuando tenemos clara la necesidad de tener ambientación musical en un comercio, también tenemos que pensar que el sonido llegue con una perfecta calidad a los oídos de los clientes. Para poder ofrecer un sonido profesional, el factor clave es una correcta elección de los altavoces y para ello, hay que tener algunos elementos en cuenta.

Uno de ellos, es la calidad de los altavoces ya que son el punto clave del equipo de ambientación musical y responsables del tipo y calidad de sonido. Unos altavoces de mala calidad no podrán reproducir con fidelidad ciertas frecuencias, haciendo desaparecer ciertos tonos y subtonos. Esto hará que el sonido recibido por el cliente sea estridente, molesto y que impide la concentración, lo que facilitará que se vaya del local. Por el contrario, unos de buena calidad, reproducirán un amplio rango de frecuencias para ajustar el sonido adecuado a cada situación.

Los altavoces más utilizados en la tienda son los empotrados en el techo y los fijados a la pared. Los altavoces empotrados en el techo tienen la ventaja de ser más discretos y de que el techo hace de caja de resonancia, fundamental para la reproducción de los sonidos graves, que dan cuerpo a la música. Los altavoces fijados a la pared forman parte de la decoración del local, pudiendo ser direccionados hacia los clientes y que lleguen las frecuencias agudas, que dan brillo a la música.

No es recomendable el uso de altavoces de baja calidad o diseñados para otros usos, como los de minicadenas, barras de sonido o los propios altavoces de televisores u ordenadores, que ofrecen una calidad muy escasa. Estas alternativas que no pueden reproducir ciertas frecuencias y no sirven para usos intensivos, suelen ofrecer un sonido pobre y distorsionado.

Por último, para sonorizar correctamente un espacio, es conveniente utilizar un número suficiente de altavoces para que el volumen de la música sea lo más uniforme posible en cualquier parte del local. Cuando hay menos altavoces, se corre el riesgo de que en unas zonas de la tienda el volumen sea tan alto que llegue a molestar y en otras no sea suficiente.

Recommended Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies